Plato del bien comer PROFECO

Estos menús fueron creados en conjunto con la Dirección General de Promoción de la Salud de la Secretaría de Salud  y están enfocados a las familias cuyo rango de ingreso en su hogar es de 5 mil a 12 mil pesos, y quienes encuentran mayores dificultades para sustituir productos básicos y por tanto a quienes el aumento de estos precios les afectan más a su economía o a su dieta. Aquí encontrarás opciones de comida, desayuno y cena que van de los 60 a los 87 pesos diarios. Lo anterior, permitirá que cada una de las familias amplíe su libertad de elección, al contar con mayor información y orientación. Los productos e información nutrimental fueron elaborados con base en la NOM -043-SSA2-2005 para la promoción, educación y orientación en materia alimentaria : “La pobreza, agravada por la pérdida del poder adquisitivo de la población y el encarecimiento de los alimentos, en muchas ocasiones restringe el acceso a una dieta correcta. En este mismo contexto es importante mencionar que los programas de orientación alimentaria generarán una demanda de alimentos que debe sustentarse en la producción y el abasto oportuno de los productos, así como en la factibilidad del acceso a ellos, protegiendo la soberanía alimentaria de la nación. Esto exige conocimiento y aprecio a los alimentos locales y regionales por parte del personal encargado de estas tareas”.   Descarga el CSV *Recomendaciones generales
  • Los menús propuestos integran platillos que contienen los 3 grupos de alimentos del Plato del Bien Comer presentando variedad de alimentos, así como aporte de diversas vitaminas, minerales, proteínas animales y vegetales.
  • Es importante consumir las cantidades que integran el menú y comprar los alimentos de temporada, ya que esto asegura que los precios no sean tan altos en el mercado.
  • Se recomienda lavar con agua y jabón las frutas y verduras, así como enjuagarlos perfectamente.
  • Es necesario que revise las etiquetas de los productos procesados que compre y la fecha de caducidad.
  • Los productos frescos siempre van a ser mejor para la salud y el bolsillo, a pesar que los alimentos enlatados o congelados son más fáciles de preparar, sus precios son elevados; debe evaluar la comodidad comparada con su presupuesto para que elija la opción adecuada para su familia.
*La base de una alimentación saludable puede resumirse en consumir alimentos variados, tratando de incluir alimentos económicos de todos los grupos en forma regular, diaria, en cantidades razonables o adecuadas y preparándolos de diferentes formas. *La mejor bebida es el agua potable, además de ser la más económica. Otras bebidas como jugos artificiales y gaseosas tienen un mayor costo y sólo aportan calorías, sin brindar otros nutrientes. Para más información visita la página de Entornos y Comunidades Saludables: Orientación Alimentaria de la Secretaría de Salud. Toda esta información se repartirá a través de la red de delegaciones de la Profeco, programas sociales de Sedesol y del Sector Salud. Ayúdanos a difundirla entre las personas de tu comunidad.